Volver a los detalles del artículo ¿Es suficiente el abandono injustificado de uno de los cónyuges para efectuarse un divorcio? Descargar Descargar PDF